domingo, 4 de diciembre de 2011

Sobre los jabalíes (Sus scrofa) y el VII conde de Güemes, derechos de antigüedad...

Los últimos destrozos causados por los jabalíes (Sus scrofa) en las fincas del doble Palacio de Revillagigedo, parroquia de Deva (Gijón), han hecho que Álvaro María del Milagro Armada y Barcaíztegui, VII conde de Güemes e hijo de Álvaro Armada Ulloa, actual conde de Revillagigedo y marqués de San Esteban del Mar del Natahoyo, sugiera al Ayuntamiento de Gijón que controle las poblaciones de esta especie (se supone que con fondos de las arcas municipales).

Ante esta sugerencia, los jabalíes, comuneros que vienen siendo del Monte Deva y sus inmediaciones desde el Cenozoico (o sea, unos 65 millones de años atrás), instan al consistorio gijonés a que controle la población de poseedores de títulos nobiliarios (otorgados por potestad regia desde la "reciente" Edad Media), en su opinión demasiado abundantes e igualmente destrozones. Los artiodáctilos sostienen que, aceptando convencionalmente el inicio de la Edad Media con la caída del Imperio Romano en Occidente, en 476, ellos llevan campeando a sus anchas casi cincuentamil veces en tiempo lo que pueda llevar el primer noble que haya puesto su también noble borceguí sobre las tierras de Deva... lapso despreciable este último.


Sus scrofa hace valer sus derechos de antigüedad en el Monte Deva y los valles colindantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada